viernes, 17 de junio de 2016

Homenaje a Martin de Guemes


El Gobierno promulgó el feriado que se celebra por primera vez este viernes 17 de junio. La fecha es en homenaje a Martín Miguel de Güemes. 

Su nombre completo era Martín Miguel Juan de la Mata de Güemes Montero Goyechea y la Corte, o simplemente Alias "Güemes". Fue un militar revolucionario salteño, que nació en el campo de la actual provincia de Salta y a los 14 años viajó a Buenos Aires para comenzar su entrenamiento militar.

Su primera batalla la libró en las invasiones inglesas de 1806 y 1807. En esas circunstancias fue protagonista de un hecho insólito, cuando comandando un pelotón de Húsares se adentró a caballo en el Río de la Plata y obligó a rendirse al navío británico Justine, que había encallado frente al puerto de Buenos Aires.

Tras la Revolución de Mayo ( en 1810) se incorporó al ejército patriota destinado al Alto Perú y formó parte de las tropas victoriosas en Suipacha, la primera victoria de la independencia del Alto Perú. Regresó a Buenos Aires y colaboró en el sitio de Montevideo. 

En 1815 volvió definitivamente a Salta para ponerse al frente de la resistencia a los realistas, organizando al pueblo y militarizando la provincia. El 15 de mayo de ese año fue electo Gobernador. En marzo del año siguiente Güemes era ascendido al grado de Coronel Mayor por Juan Martín de Pueyrredón, Director Supremo del Congreso de Tucumán, decisión que fue apoyada por José de San Martín y Manuel Belgrano, gracias a los valores militares del gaucho salteño. 

En 1817, ante la inminencia de una invasión realista, Güemes organizó un verdadero ejército popular, los infernales, con el que logró recuperar Humahuaca y defendió la Ciudad de Salta.

En 1819, se produjo una nueva invasión realista en peores condiciones: Güemes ya no contaba con el apoyo del Director Supremo de las Provincias Unidas (José Rondeau) y la guerra, los campos arrasados y la interrupción del comercio con el Alto Perú habían dejado a la provincia en la miseria. Al mismo tiempo, las clases altas de Salta comenzaban a quitarle su apoyo. 

En el año 1821 Güemes se encontraba atendiendo dos frentes militares: al norte, los españoles y al Sur, el gobernador de Tucumán que, aliado a los terratenientes salteños, lo hostigaba permanentemente.

El 7 de junio de 1821 una partida española entró por sorpresa en la ciudad de Salta y produjo una emboscada. Se cerraron todas las salidas y esquinas de la plaza y Güemes sólo pudo montar en su caballo y saltar por sobre dos pelotones enemigos, pero al cruzar el Tagarete del Tineo (actual Avenida Belgrano) recibió un balazo. Al ser hemofílico, su herida nunca cicatrizó y murió diez días después, el 17 de junio de 1821, a los 36 años.


"Güemes se refugió en casa de su hermana Magdalena Güemes de Tejada, más conocida como "Macacha". Mientras escribía una carta, el líder guerrillero escuchó disparos y decidió salir por la puerta trasera. Logró montar su caballo y emprenderla al galope pero recibió un balazo en la espalda". Así lo cuenta su lugarteniente, Jorge Enrique Vidt: "Nosotros estábamos acampados a una legua, más o menos, de Salta, organizando las fuerzas de la provincia para marchar al encuentro del enemigo, cuando el general Güemes tuvo la fatal idea de ir, durante la noche, escoltado por algunos hombres de cavaría, a la ciudad, a objeto de tomar allí, personalmente, algunas disposiciones: había echado pie a tierra cuando "a medianoche" la infantería española, desembocando por una quebrada, entró a Salta, cubriendo inmediatamente todas las salidas y no dando tiempo al general Güemes sino a montar a caballo para atravesar dos pelotones de infantería que ocupaban las bocacalles; pasó por sobre el cuerpo de infantes, pero recibió un balazo". 

El General Paz en sus memorias, que se pueden leer, escribió que los realistas y las tropas regulares argentinas que estaban en Tucumán se sorprendieron al saber la noticia de que Guemes había sido herido. Y desfallecía en un campamento de sus tropas guerrilleras salteñas. Tal es así que los realistas quicieron aprovechar la ocasión y mandaron un parlamentario al campamento de Guemes para ver la posibilidad de mandarle un médico y al mismo tiempo pactar una tregua con él. Guemes dijo que no. Segun este general, Lo había herido un esposo celoso. Murió a los pocos días en la Cañada de la Horqueta rodeado de sus gauchos. Era si un verdadero patriota. El amor y la guerra siempre fueron arrastrados por las mismas pasiones. Guemes fue un ser humano de carne y hueso, con defectos y virtudes. Sus restos fueron sepultados en la capilla de El Chamical al día siguiente, pero dias despues se trasladaron a la antigua Iglesia Matriz (actuales calles Mitre y Caseros). Por fin, el 20 de noviembre de 1918 es sepultado en el Panteón de las Glorias del Norte, en la Catedral de Salta.

Así lo recuerda Juana Manuela Gorriti: "todavía recuerdo al magnífico espectáculo de aquel cortejo fúnebre que vi atravesar las calles de Salta, conducido por mi padre y por Vidt, que vestidos de luto y la cabeza descubierta, llevaban con una mano las cintas de un ataúd, y con la otra a dos niños, Martín y Luis Güemes, que acompañaban llorando el féretro de su padre. Después del fúnebre grupo venía una inmensa muchedumbre, pueblos enteros, que de largas distancias habían venido para tributar al grande hombre su ofrenda de lágrimas y plegarias". 

Mientras tanto, la gaceta de Buenos Aires, muy lejos de los ideales de Moreno, su fundador, informaba feliz y desvergonzadamente a sus escasos pero influyentes lectores: "murió el abominable Güemes al huir de la sorpresa que le hicieron los enemigos. ¡Ya tenemos un cacique menos!" 

Lejos en todos los sentidos de la palabra, el pueblo de Salta le rindió al jefe de los infernales el mejor homenaje, el que él pidió. A los diez días de su muerte, al mando del coronel Vidt, pudo recuperar la ciudad de Salta de manos de los realistas y expulsarlos finalmente del Norte Argentino. 

Güemes se quejaba por carta a Manuel Belgrano de la mezquindad de los que más tenían: "El patriotismo se ha convertido en egoísmo. Creía que asustando un poco a estos caballeros, se ablandarían y me socorrerían. Pero me engañé. Hice correr la voz de que los llevaría en la vanguardia y que para quedarse darían alguna cosa para ayuda de los que trabajan. Pues con todo este aparato no he conseguido otra cosa que calentarme la cabeza. Se juntó el vecindario en casa del Alcalde de Primer Voto, y entre todos, apenas han dado cuatro porquerías con que han auxiliado 30 gauchos, y esto dando a uno una camisa, a otro un poncho de picote, y a otro un pedazo de jerga vieja. ¿Qué tal? ¿Caballos? Unos cuantos; acaso los peores que han podido hallar, de suerte que con dificultad llegarán a Jujuy. A vista de esto, ¿no he de alabar la conducta y la virtud de los gauchos? Ellos trabajan personalmente, y no exceptúan un aun el solo caballo que tienen, cuando los que reportan ventajas de la revolución no piensan otra cosa que engrosar sus caudales". 

Y Belgrano le respondía tan indignado y de acuerdo con Güemes: "Atúrdase usted: en la aduana de Buenos Aires hay depositados efectos cuyo valor pasa de cuarenta millones de pesos. Vea usted si lográsemos que se extrajeran para el interior, cómo tendríamos en los fondos del Estado, por derechos, cinco millones que todo lo adelantarían".

Lo cierto es que al gobierno de Buenos Aires nunca le interesó el Norte Argentino. Cuando al Ejército derrotado de Pueyredon se le ordena en su retirada hacerse de las armas que Güemes había tomado de los españoles, Güemes se niega para no dejar al Norte desprotegido. Pueyredon intenta tomar esos 700 fusiles de Salta, pero Güemes le hace una guerra de recursos obligandolo a firmar el pacto de Cerrillos. Todavía al día de hoy en el sur siguen intentando desprestigiar a Güemes, pero el fue tan grande e intachable que las mentiras que puedan inventar contra el no afectan la grandeza de su vida y de sus actos.A este hombre se recuerda hoy en Argentina.

Saludos Cordiales
FTApinamar

1 comentario:

  1. Clarito como el agua:Un verdadero patriota. Una muestra de lo que son la mayoría de las personas en este país. Y como hoy, en el inicio de nuestra historia como país, también los intereses económicos personales por encima de cualquier otro valor. Era hora que fuera reconocido como lo que fue realmente. Gracias por recordarlo.

    ResponderEliminar

A T E N C I O N ! ! !
ESTE BLOG TRATA SOBRE EL FTA GENUINO Y NO SE OCUPA SOBRE COMO VER TV SATELITAL ENCRIPTADA SIN PAGAR ABONO MENSUAL

EL HOBBY DEL FTA CONSISTE EN VER SOLO LOS CANALES LIBRES DE ORIGEN SIN USAR UNA SEGUNDA ANTENA, INTERNET O UN DONGLE.

TENLO EN CUENTA A LA HORA DE DEJAR UN COMENTARIO O HACER UNA PREGUNTA EN EL BLOG. GRACIAS.